Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12 febrero 2015

LA RESILIENCIA

La resiliencia se define como la capacidad de recuperarse de los contratiempos, de adaptarse bien a los cambios, y de seguir adelante en medio de la adversidad sobreponiéndose a los contratiempos o incluso resultar fortalecido por éstos

formiga resilient

Sarah Bond y Gillian Shapiro realizaron un estudio con 835 empleados de empresas públicas, privadas y no lucrativas en Gran Bretaña. Un increíble 75% de ellos dijo que el mayor consumo para sus reservas de resiliencia fue “la gestión de personas difíciles o las políticas en su trabajo.” Esto fue seguido de cerca por el estrés provocado por el exceso de trabajo y por tener que soportar la crítica personal.

En cambio, en Contraataque: cómo los grandes líderes renacen tras un desastre profesional” Jeffrey Sonnenfeld y Andrew Ward, sugieren una alternativa egocéntrica más agresiva. A partir de sus entrevistas con 300 líderes descarrilados, destilan cinco pasos que cualquier persona que intenta recuperarse de una catástrofe en su carrera puede utilizar para igualar o superar sus logros pasados: 1. decidir cómo luchar; 2. buscar apoyo emocional en los otros y ayuda para conseguir otro trabajo; 3. no tener miedo de criticar a la gente que les permitió irse; 4. animarse uno mismo para volver a intentarlo; 5. encontrar una nueva misión que renueve la pasión y de sentido en su vida.

En “Desarrollo de la Resiliencia”, Martin Seligman profesor de psicología en la Universidad de Pennsylvania sostiene igualmente que las empresas pueden ayudar a los empleados a ser más resistentes. Echando mano a elementos de un programa del Ejército de Estados Unidos que ayuda a los soldados a que se recuperen después de un trauma, el Programa de Resiliencia de Penn enseña a los estudiantes a pensar positivamente acerca de contratiempos para que no se aprenda de la impotencia.

Como Diane Coutu explica de manera tan elocuente en su luminosa “Cómo funciona la Resiliencia“, las personas resilientes poseen las siguientes características: una aceptación incondicional de la realidad; una creencia profunda, a menudo reforzada por valores muy arraigados, que la vida tiene sentido; y una extraña habilidad para improvisar. Una persona puede recuperarse de las dificultades con sólo una o dos de estas cualidades, pero sólo será verdaderamente resiliente con los tres. Estas tres características son válidas para las organizaciones resilientes también. Las personas y las empresas resilientes que se enfrentan a la realidad con firmeza, encuentran sentido a las dificultades en lugar de llorar de desesperación, e improvisan soluciones diferentes. Otros no lo hacen.   (Ref. Andrea Ovans, Harvard Business Review.)

 

 

Unknown

Estos son algunos consejos prácticos que te ayudarán a enfocarte en lo que quieres para el nuevo año …

  1. Deja el pasado en el pasado

Es importante que aprendamos cómo superar remordimientos y trabajar a través de lo que puede habernos detenido para alcanzar nuestros objetivos en el pasado. Es hora de comenzar el nuevo año con un borrón y cuenta nueva!

  1. Practica la alegría

La alegría y la verdadera realización comienzan por ser agradecido/a y estar contento/a ahora mismo, en el presente. Eso no quiere decir que tengamos que conformarnos con nuestras circunstancias actuales, pero estar en el reconocimiento y la gratitud atrae más de lo que queremos a nuestras vidas.

  1. Establece metas realistas

Muchas veces no pensamos en cómo nuestras metas se alinean con nuestras creencias y valores, pero esto juega un papel fundamental en la probabilidad de que podamos alcanzarlos. Sentirse congruente aporta paz y realización. El cambio, no conlleva necesariamente progresión.

  1. ¿Cómo puedo alcanzar mis propósitos?

Escribe tus objetivos, identificando lo que se necesita para que se hagan realidad. Diseña un plan sólido para aumentar la probabilidad de éxito.

  1. ¿Cómo sabrás que has alcanzado el éxito?

Muy sencillo, ¿cuál es tu criterio de éxito? ¿Cómo vas a medir tu logro y lo que significa eso para ti?

  1. ¿Cómo mantenerse motivado y en la dirección adecuada?

Identifica el para qué de tus propósitos y lo que en esencia te mantiene motivado (para ello recuerda que es importante sentirse congruente con tus valores). Contempla siempre la posibilidad de que las cosas no salgan exactamente como te propones, pero seguro que si siembras, recoges. Además, resulta enormemente satisfactorio saber que has hecho todo lo que estaba en tus manos. Luego, practica el desapego. ¡ Mantente enfocado/a !

  1. Celebrar (¡ mi preferido !)

Celebra tus triunfos – grandes y pequeños -. Celebrarlo te ayudará a mantener el impulso y aumentará tu confianza, manteniéndote motivado/a y emocionado/a para seguir adelante.

 

Durante este mes de Enero ofrezco una promoción de 2 sesiones estratégicas con un 15% de descuento –presenciales o por Skype-, para enfocarte y tomar decisiones que te impulsen a conseguir tus propósitos para este año.

Para más info, por favor contacta: info@gemmasalaconsulting.com Me encantará hablar contigo.

¡ Te deseo un año brillante !

“Se necesita valor para crecer y convertirse en lo que realmente eres.” ~ Eecummings

 

 

Situaciones en las que el coaching es efectivo

Un proceso de Coaching nos permite desarrollar el potencial de forma estructurada y eficaz, reforzando el compromiso con un logro, mediante la ayuda objetiva de alguien en quien confiar.

El coaching se centra en las posibilidades de futuro, más que en los errores del pasado.

step0001

Situaciones en las que el coaching es efectivo

En general, el coaching nos puede ayudar a mejorar alguna cuestión profesional y/o personal. ¿Quién no tiene necesidad de mejorar algo?

Desde un punto de vista individual:

Orientación profesional, busca de empleo o conseguir una promoción interna, crear el propio negocio o desarrollar un proyecto, asumir con eficiencia un nuevo rol profesional, solventar una situación conflictiva.

Mejorar la calidad de liderazgo, mejorar la calidad de vida laboral, conciliar trabajo-tiempo libre, afrontar nuevas etapas vitales –prejubilaciones, cambios de vida personal…

Desde el punto de vista de una empresa o un equipo de trabajo:

Mejora de la calidad de las decisiones estratégicas en un equipo directivo, desarrollar nuevos modelos de liderazgo interno empresarial,  asentamiento de nuevos valores y actitudes en los equipos de trabajo, impulso de nuevas acciones comerciales, procesos de cambio de cultura por fusiones, adquisiciones o proyección internacional.

Por ejemplo, una demanda reciente que he tenido – vamos a llamarle “caso práctico”-:    ¿Cómo puedo seguir teniendo una relación óptima con mis colaboradores y decirles lo que deben cambiar porque no lo hacen del modo que deberían?

 

 

 ¡ Acabo de aterrizar y … soy el/la jefe/a!!!

liderazgo

Comportamientos de liderazgo que facilitan el camino 

Sabemos que la cultura de cada equipo y cada organización es diferente y aterrizar en un nuevo equipo o una nueva organización trayendo los modelos mentales y operativos de la que venimos, puede traernos más de un quebradero de cabeza.

Sin embargo, para hacer esta transición, hay al menos cinco comportamientos de liderazgo que pueden augurar un buen comienzo.

Sé auténtico. Probablemente quieras se más que un jefe –que inspira respeto pero también distancia- y menos que un amigo, pero en todo momento un ser humano más del equipo. Sabemos que nadie respeta a un farsante…

Los miembros de tu equipo te representan cuando trabajan. Cuanto más se comunica eficazmente los valores, metas y procesos de toma de decisiones, más preparados estarán para actuar de forma independiente y tomar decisiones que vas a apoyar. Esto también permite delegar con mayor eficacia, y construir confianza entre el equipo.

Tómate un tiempo para conocer a tu equipo. Pasa tiempo regularmente en reuniones one-to-one con los que te reportan directamente. Pregunta y escúchalos aplicando la regla del 80/20. Esto significa que los miembros del equipo hablan durante el 80 por ciento del tiempo que dure la conversación. Hacer estas reuniones debería ser tu prioridad más alta. Conocer las fortalezas, debilidades, aspiraciones, motivaciones y temperamento de los empleados, permite dar rienda suelta a todo su potencial.

Sé decisivo. Puede darse que la posición que estás ocupando, ha estado vacante durante varios meses, lo que significa que hay cuestiones que requieren atención y acción. Después de un período breve de adaptación, empieza a tomar decisiones. Puede ser un alivio para un equipo que ha estado a la deriva por un largo tiempo, ver por fin a alguien actuando y cogiendo el timón.

Pero también puede suceder que la persona que antes ocupaba ese puesto, fuera muy querida y valorada positivamente, por lo que ser aceptado constituye uno de los principales desafíos. Practicar lo mencionado con anterioridad resulta ser de gran ayuda.

Confía en tu equipo. Ahora que conoces a tu equipo, confía en ellos para hacer su trabajo. Deja que te muestran lo que pueden, o no pueden hacer. Los mejores líderes maximizan las fortalezas y minimizan las debilidades, poniéndolos en una posición para tener éxito.

Comunícate. Es fundamental comunicar la visión una y otra vez. Nunca asumas que tu equipo sabe lo que tu sabes y viceversa. Establece y vuelve a establecer las expectativas, identifica oportunidades para mejorar los procesos, recompensa el éxito, y aprende del fracaso. Cuanto más involucres a tu equipo, más probable será que se comprometan con tu visión.

Tendrás el mismo éxito que tenga tu equipo, así que te ayudará hacer el esfuerzo de tratarlos como los socios que verdaderamente son.

 

– Gemma Sala i Grau, Licenciada en psicología organizacional, fundadora de Gemma Sala Consulting, especialista en talento y desarrollo de liderazgo y de equipos. Coach certificada. –

Read Full Post »